RECIBIENDO MENSAJES DE LOS ÁNGELES A TRAVÉS DE LAS SEÑALES

RECIBIENDO MENSAJES DE LOS ÁNGELES A TRAVÉS DE LAS SEÑALES

¡A los ángeles les encanta comunicarse con nosotros a través de señales!

Una vez que establezcas el contacto con tus ángeles abre bien los ojos, te darás cuenta de que todo el tiempo te estarán enviando señales. Las señales pueden ser tan sencillas como una mariposa o tan complejas como un libro que se abre justo en la página que necesitas con todo lo que requieres saber. 

Cuando tengas dudas, pídeles a tus ángeles que te envíen señales que confirmen su mensaje y ábrete para recibirlas. No tienes que buscar desesperadamente las señales, en ocasiones, entre más te aferres a buscarlas menos aparecerán.

No les digas a los ángeles qué señal quieres, ellos sabrán cuándo y cuál mandarte.

Las señales de los ángeles aparecerán solas y cuando lo hagan, no vas a tener la menor duda de que es una señal y de lo que significa. Ellos se encargarán de hacértelo saber.

Hace muchos años, cuando apenabas empezaba mi trabajo como sanadora espiritual, muchas veces me quedaba con la duda sobre si la sanación se había efectuado o no. Me acuerdo de que en una ocasión pedí una confirmación sobre una sesión en la que se había hecho un gran trabajo de transformación, acto seguido vi cerca de quince mariposas volando una atrás de la otra. Esta fue una señal clara de que el proceso de transformación se estaba llevando a cabo.

Los ángeles nos hablan en nuestro propio idioma, recuerda que son nuestros compañeros entrañables, entonces no busques el significado de los mensajes fuera de ti, cuando recibas un mensaje pregunta: “¿Qué significa para mí esta señal?”.

Algunas señales típicas de los ángeles son:

Ver repetidamente animales: pájaros, mariposas, ardillas, insectos, etcétera.

Nubes en forma de ángeles. Otra vez, no te esfuerces en encontrarle la forma, cuando veas una nube en forma de ángel perfectamente definida, sabrás que se trata de una señal.

Plumas que caen del cielo o que te encuentras tiradas en algún lugar.

Un arcoíris.

Aromas dulces, que no tienen razón de ser.

Música celestial, cuando no hay ningún radio funcionando.

Flashes, luces de colores.

Encontrarte con una persona en la que has estado pensando.

Un libro que se cae del librero.

 Recuerda que para recibir las señales lo único que necesitas hacer es abrir bien los ojos y confiar en lo que ves. Te darás cuenta de que a lo largo de tu vida has recibido muchas señales de parte de ellos.

Author: Angélica Bovino

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.